Inicio Hermandad Historia Gracias por su visita
     

 

 

Algeciras, tierra profundamente mariana y marinera, la devoción a la Virgen del Carmelo nos data de mediados del siglo XVIII, en el que se fundarían dos hermandades que la tomarían como titular. Una de ellas, fue erigida en la parroquia de la Palma en 1.743, y en la misma década se fue gestando otra de la que es fruto la actual Archicofradía que hoy tiene su sede en nuestra Parroquia.

Originariamente su sede, desde la fundación, fue la Capilla de San Antón.

Según nos narra D. Antonio Pérez Petinto en su libro, allá por el año 1.748, sería concedido por el entonces Obispo de Cádiz D. fray Tomas del Valle, el permiso para construir una capilla dedicada a San Antonio Abad, anexa al hospital, tras la petición anteriormente realizada por los Hermanos Mayores de la Santa Caridad, D Diego Rodríguez Periañez y D. Felipe Alonso de Coxeres.

Tras la licencia, los vecinos contribuyeron con sus esfuerzos y donativos a la construcción del edificio y el día 17 de enero de 1.754 con motivo de la inauguración fue llevada en procesión hasta la capilla, la Imagen de San Antón.

Desde su apertura la gente de la mar mostró predilección por esta Iglesia a la que acudían a la celebración de la Santa Misa y demás prácticas religiosas.

El gremio de mareantes instituye por aquel entonces la Hermandad de Ntro. Padre Jesús Atado a la Columna, Virgen Santísima del Carmen y San Telmo.

En el camarín central del retablo presidía la Imagen de Ntra. Sra. En la hornacina de su derecha estaba San Telmo y a su izquierda San Antonio Abad; en la parte superior San Cosme y San Damián y en un lateral la Imagen de Ntro. Padre Jesús Atado a la Columna.

En una antigua fotografía que cedió cariñosamente Dª. Lourdes González Gaggero, se puede apreciar la antigua Imagen de la Virgen con el Niño Jesús, con hábito bordado y manto y con pelo natural peinado con tirabuzones, de gran parecido a la que se veneraba en la Parroquia de la Palma. (Ver galería de fotos)

Fue un gran devoto de esta Imagen el Ilustre marino Don Antonio Barceló.

En los años de 1.780 a 1.783 con motivo del bloqueo de Gibraltar por la escuadra que él mandaba la oficialidad y la marinería de la flota hizo a la Santísima Virgen del Carmen centro de sus devociones y ofertas. Al hacerse la paz con Inglaterra, el Almirante donó a la Santísima Virgen del Carmen y al Niño, dos hermosas coronas de plata, atestiguándolo la inscripción grabada en la base del canasto de esta y que dice así: " Estas coronas las dio el Excmo. Sr. D. Antonio Barceló, teniente General de la Mar, año de 1.783". Además, donaría también una lámpara votiva de plata que hoy alumbra la Capilla del Sagrario del actual Templo Parroquial.

Por aquel entonces la Virgen era sacada procesionalmente en la tarde del 16 de Julio y llevada hasta la playa de la Marina para bendecir el mar. Pero en el siglo pasado, debido a la crisis económica que sufría el gremio, quedaría disuelta la Hermandad, dejando también de salir en procesión; y el Culto quedaría reducido a la celebración de la Santa Misa los días de precepto y las Funciones de Nuestra Señora y San Antonio Abad.

Pero vendrían tiempos muchos mejores, y así en 1.892 llegaría por iniciativa de la Sra. del General Gamir, y con el apoyo prestado por el municipio, las Hermanas Concepcionistas, quienes atenderían con desvelos a los enfermos y avivarían a su vez el Culto en la Capilla y por tanto la devoción hacia Nuestra Señora..

En 1.918, se creó una Junta de Damas presidida por Dª. Eulalia García con el fin de dar mayor solemnidad a los cultos de la Santísima Virgen del Carmen.

Fueron recogiendo donativos por las casas de esta ciudad, y en ese mismo año pudo salir de nuevo la procesión en la que la Virgen lucía esplendorosa en su Trono, estrenando rico habito y manto, y recorrería las aguas de la bahía escoltada por numerosas embarcaciones, para luego regresar de nuevo a su templo acompañadas por la multitud.

Eran camarista por aquel entonces, Dª. Carmen Moreno González, quien con Dª. Ana María Izquiano Gil, que era Vicepresidenta de aquella Junta, confeccionarían el Manto y escapularios.

Dª. Carmen ayudaba a vestir también la Imagen venerada en la Iglesia de la Palma, pues daba la casualidad que una tía suya era también la camarista. De esta Imagen, se cuenta que solo salió en procesión una vez, a petición de una devota que ofreció una rica saya y manto bordados en hilos de oro. La procesión se limitó a dar la vuelta a la Plaza Alta.

De la imagen venerada en San Antón, recuerda Dª Carmen con nostalgia, haber peinado sus tirabuzones tras haberle colocado él hábito y luego ceñirle la corona sobre sus benditas sienes. Y después adornaría su paso con flores, en el que como un sueño, la recuerda entre una gran cantidad de candelabros con tulipas, alumbradas por el carburo y acetileno.

Estas personas se llenarían de amargura y dolor cuando en los actos vandálicos de 1.931 fueron destruidas las sagradas imágenes. Varios días después de la quema, alguien dejaría en el portal de su casa las Coronas de la Virgen y el Niño Jesús que se veneraban en la Iglesia de la Palma.

En la Capilla de San Antón, alertados por lo que acababa de ocurrir en la Iglesia Mayor intentaron salvarla de la quema.

Las hornacinas del Altar se comunicaban con el hospital, por lo que las monjitas comenzaron retirando la Imagen de la Inmaculada y lograron salvarla tumbándola sobre una cama de la sala y cubierta con sabanas y un paño en la frente, como si de una enferma se tratase.

Esta Imagen fue donada hace unos años a la Parroquia de San García, donde se venera bajo la advocación de Nuestra Señora de Gracia.

Fue testigo también de aquellos actos violentos, D. Enrique Pérez Izquiano quien, siendo un niño, acudió con su tía, Dª. María Izquiano, con la intención de retirar la Imagen de la Virgen de su camarín y esconderla. Pensaron quitarle sus vestimentas para vestir con estas una Imagen vieja y deteriorada de otro Santo que se encontraba en el almacén del hospital con la intención de burlar a los asaltantes.

Valientemente retiraron la imagen del Niño Jesús. las coronas de plata y el manto, que lograrían salvarse, mas cuando la Virgen iba a ser retirada, la horda que forzaba las puertas entró en el templo saqueándolo y profanándolo ante el dolor de aquellos que de verdad la amaban, llegando incluso a peligrar sus vidas en esta hazaña.

Tras aquellos lamentables acontecimientos de 1.931, fue remozado el Templo y restablecido al Culto. En 1.934 nos llegarían los Padres Salesianos y sería creada por el obispado la nueva Parroquia, teniendo como sede provisional dicha capilla.

Había quedado el camarín central del retablo deshabitado por su Reina y Señora después del asalto, y generosamente la familia Cardona, cedió una imagen de la Santísima Virgen, que luego pasaría a presidir el Altar de la Parroquia de San Pedro y San Francisco Javier de Pescadores, cuando varios años mas tarde llegaría la actual y venerada imagen, que fue realizada en los Talleres Salesianos de la Santísima Trinidad de Sevilla y que fue adquirida gracias a la generosidad de fieles y devoto suyos. (Ver galería de fotos)

En Julio de 1.954 fue Coronada Litúrgicamente. (Ver galería de fotos)

Corría el mes de enero de 1.936, y con motivo de la reforma Parroquial de esta población, por la cual se constituyó la Parroquia de Nuestra Señora del Carmen establecida en lo que era Capilla del Hospital Civil varias Señoras piadosas sugirieron la idea de dotar a esta Iglesia de una Imagen de Nuestro Señor Crucificado, aportando cada una de ellas lo necesario para la adquisición de la Imagen y Altar para el culto de la misma.

Fue encargada esta Imagen a un afamado escultor catalán quien en el mes de Marzo del mismo año 1.936, la entrega, fundándose, entonces, con su llegada a esta, una Hermandad de Señoras bajo la advocación del Santísimo Cristo Crucificado.

Esta, ya milagrosa Imagen, se expuso a la veneración de los fieles desde su llegada, coincidiendo con este acto su primer milagro, consistente en la conversión de un incrédulo, cuyo nombre se omite en respeto de su memoria, que llevo con carácter oficial, a presenciar el acto de su embalaje.

Por todos son conocidos los innumerables milagros y fervores concebidos, lo que ha hecho el que sean también innumerables devotos.

En el año 1.938, se constituye la Cofradía, con la organización actual bajo el nombre del "Santo Cristo de Buena Muerte ", saliendo en procesión de penitencia durante la Semana Santa de los años 1.937 y 1.938.

Llega el año 1.939 y un piadoso Cofrade de esta Hermandad, Don Baldomero Benítez Mondejar ( q.e.p.d. ), regala la Imagen de Nuestra Señora del Mayor Dolor, obra tallada en madera, del famoso escultor sevillano, Don Antonio Castillo Lastucci, adornada con él magnifico manto que posee bordado en oro de un valor incalculable, confeccionado por el también sevillano Don Juan Manuel Rodríguez Ojeda a finales del siglo XIX. Quedando ya constituida definitivamente esta Cofradía con él titulo que ostenta.

Contaba esta Cofradía con cerca de 300 Hermanas y más de 500 Hermanos, y hacen su estación de penitencia en Miércoles Santo, vistiendo sus penitentes túnica negra, antifaz del mismo color con cinturón de esparto, capa grana con el escudo de la cofradía bordado en oro, zapatos y guantes negros, cordón grana y una cruz colgada de el.

Estaba regida por una Junta directiva, compuesta por los siguientes Señores:

Excmo. Sr. D. Antonio Barroso y Sánchez-Guerra, Ministro del Ejército HERMANO MAYOR HONORARIO
337 Comandancia de la Guardia Civil HERMANO MAYOR HONORARIO
Don Antonio Vallejo Mateo HERMANO MAYOR
Don Julio González Gaggero VICE-HERMANO MAYOR - MAYORDOMO
Don Ángel Nogueira Fraile SECRETARIO
Don Andrés García Jannón FISCAL
Don Juan Leiva Pecino FISCAL 2º

 

 

 

 

 

Es el fundador de esta Cofradía, el Iltmo. Sr.. Don Miguel González Gómez ( q.e.p.d. ), que ostento en vida, el cargo de Primer Hermano Mayor de la misma.

Por cuestiones financieras, deja de hacer su desfile Procesional la Cofradía en el año de 1.966, quedando interrumpida durante ocho largos años.

En el año de 1.974, y gracias al entusiasmo del Sr. Cura Párroco de Ntra. Sra. del Carmen Rvdo. Don Francisco Mª Cruceyra Sánchez (q.e.p.d.), el Sr. Director de la Escuela de Maestría Industrial Don Emilio Buch Fernández y el Industrial Don Julio González Gaggero, con los alumnos de la Escuela antes citada, que sin su valiosa ayuda no hubiera sido posible el renacimiento de la Venerable Cofradía, poniendo el Sr. Cura Párroco del Carmen Rvdo. P. Cruceyra, como condición que fueran los mismos jóvenes de la Escuela, los Costaleros de dichos Pasos, y así desde el primer momento hasta nuestros días 140 jóvenes uniformados con vestimenta oscura y guantes blancos, han sido los portadores de dichos Tronos y abriendo el camino a otras Cofradía para que fueran sus propios Hermanos los Costaleros de sus Pasos.

Desde la reanudación de su salida ha sido grande el incremento que ha tomado esta Hermandad, se ha renovado la mayoría de las túnicas de los cofrades, se ha construido el nuevo trono de la Santísima Virgen del Mayor Dolor, se han restaurado los varales del Palio, se ha confeccionado un hermoso techo Palio bordado en oro con fondo negro de terciopelo (Madres Adoratrices de Málaga).

En 1.978 se encarga al escultor sevillano Don Luis Álvarez Duarte una nueva imagen del Santísimo Cristo de La Buena Muerte, siendo su valor estimativo de unas 500.000 Ptas. ( unos 3.005 €) que es bendecida en 1983

En el año 1988 se fusionan ambas corporaciones que radicaban en la misma parroquia: la Archicofradía de Ntra. Sra. del Carmen (erigida un año antes ad cautelam por el Obispado con este título y la antigüedad de 1743) y la Hermandad de la Buena Muerte, creándose de esta forma la actual corporación que tiene el título de ARCHICOFRADÍA DE NTRA. SRA. DEL CARMEN Y VENERABLE HERMANDAD DE PENITENCIA DEL STMO. CRISTO DE LA BUENA MUERTE, NTRA. SRA. DEL MAYOR DOLOR Y SAN JUAN EVANGELISTA.

SEDE CANONICA

Nuestra Hermandad está erigida canónicamente en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora del Carmen. Es un templo moderno, amplio pero muy acogedor. Actualmente, nuestras Sagradas Imágenes reciben culto en dicho templo. La Imagen de Nuestra Señora del Carmen en el altar de una de las naves laterales y las imágenes del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestra Señora del Mayor Dolor y San Juan Evangelista en una de las capillas existentes en dicho templo.
Esta Iglesia se sitúa en el centro de la ciudad, entre la calle Patriarca Dr. Pérez Rodríguez y la Avenida Agustín Bálsamo.

La Vida de Hermandad, y donde ésta tiene actualmente su sede, es la Capilla de San Antonio Abad, conocida popularmente por San Antón o La Caridad, primera sede de la parroquia hasta la construcción del nuevo templo en los años sesenta. Desde esta capilla del siglo XVIII, nuestra Hermandad realiza la salida procesional para hacer estación de penitencia en la tarde noche del Miércoles Santo. Allí se encuentra la tesorería, secretaría y el patrimonio de nuestra corporación.

Como muestra y compendio de todo lo que representa esta Hermandad y para que a los cofrades sirva de exteriorización de sus más profundos anhelos, tanto en su vida privada como en las manifestaciones externas de la colectividad, se establece un emblema o escudo formado por un ancla sumada de cruz latina, sobre ella cruz de San Juan Evangelista, acostada con dos escudos ovales: el diestro carmelita, de monte sumado de cruz y tres estrellas de ocho puntas cada una, el siniestro cruz acostada de lanza y escalera puestas en aspa sumado de corona de espinas y en punta corazón atravesado de siete puñales de plata. Rodean el conjunto motivos vegetales en los que se pueden leer dos lemas en latín: el diestro que reza “zelo zelatus sum pro domino deo excersituum” y el siniestro “in Christo Charitas fecit me”, cuyas traducciones son “en el celo me enardecí en favor del Señor Dios de los ejércitos” y “En Cristo, la Caridad me Hizo”, y lo timbra todo la corona real cerrada.

            Emblema actual

Se establece como medalla de la corporación aquella que representa nuestro emblema descrito en la Regla 7ª en el anverso y un bajo relieve con la efigie de medio torso de la imagen de Nuestra Señora del Carmen en el reverso, que los hermanos, para los actos de hermandad a los que concurran, llevaran pendiente del cuello, para la Junta de Gobierno por un cordón de color marrón, y para el resto de los hermanos de color rojo y negro.

Medalla de la Archicofradía

 

El Estandarte, que es la insignia oficial de la corporación, estará formado por una bandera de tela de color negro o marrón, e irá recogida por un cordón dorado alrededor de un asta de metal plateado, que a su vez tendrá como remate superior una cruz de metal plateado y abajo un regatón del mismo metal y color. En el centro del Estandarte irá bordado el emblema oficial descrito en la regla 7ª.
Este Estandarte será el único que represente a la corporación, tanto en sus propios cultos, como a cuantos actos y cultos sea invitada, especialmente en la procesión del Stmo. Corpus Christi y en la procesión de Santa María de la Palma, así como en la procesión del Santo Entierro en el Viernes Santo.

CULTOS

CULTOS INTERNOS
Quinario, Besapiés y Función Solemne en Cuaresma en honor del Stmo. Cristo de la Buena Muerte.
Novena los días 7 al 15 y Función de Instituto y en honor de Nuestra Señora del Carmen el día 16 del mes de julio.
Triduo los días 12, 13 y 14, Besamanos y Función Solemne en honor de Nuestra Señora del Mayor Dolor el día 15 en el mes de septiembre.
Función de Animas por todos los hermanos/as difuntos de nuestra Hermandad, de la Guardia Civil y de las distintas marinas españolas y de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras en el mes de noviembre.
Función Solemne en honor de San Juan Evangelista el día 27 de diciembre.
Sabatina en honor de Nuestra Señora del Carmen todos los primeros sábados de cada mes.

CULTOS EXTERNOS
Salida Procesional el Miércoles Santo, para realizar Estación de Penitencia en la Iglesia Mayor de Ntra. Sra. de la Palma de Algeciras.
Salida Procesional el 16 de Julio festividad de la Virgen del Carmen.

Estatutos y Reglas (actualmente pendiente de aprobación por la Diócesis de Cádiz).

JUNTA DE GOBIERNO 2008-2012

Rvdo. D. José Luis Palacio Valverde DIRECTOR ESPIRITUAL
337 Comandancia de la Guardia Civil HERMANO MAYOR HONORARIO
D. José Manuel Triano Rodríguez HERMANO MAYOR
D. Escolástico Armuña Jiménez VICE HERMANO MAYOR
D. Miguel Khchina Calleja SECRETARIO
D. Rafael Jiménez Monfillo VOCAL DE SECRETARÍA
D. Francisco Javier Muñoz Hurtado VOCAL DE SECRETARÍA
D. Jorge de la Jara Lozano FISCAL
D. Daniel Ruiz Caballero TESORERO
D. José Miguel Vélez Fernández MAYORDOMO
D. Francisco Sánchez Suao  VOCAL DE MAYORDOMIA
D. Carlos Barragán Quintanilla VOCAL DE MAYORDOMIA
D. Fernando Naranjo León VOCAL DE MAYORDOMIA
D. Carlos Santiago Reina VOCAL DE MAYORDOMÍA
D. José Manuel Sánchez Bautista VOCAL DE CARIDAD
D. Domingo Rodríguez Fuillerat VOCAL DE CULTOS
Dª Alicia Soriano Vélez VOCAL DE FORMACIÓN
D. Rafael Pastor Gómez VOCAL DE JUVENTUD
D. Juan Carlos Armuña Jiménez VOCAL DE GLORIA

 

                                                

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Archicofradía de Ntra. Sra. del Carmen y Venerable Hermandad y Cofradía de Nazarenos del
Stmo. Cristo de la Buena Muerte, Ntra. Sra. del Mayor Dolor y San Juan Evangelista
ALGECIRAS - Apartado de Correos 510 - Tfno.: 956 66 52 00
Contacta con nosotros
buenamuerte@hotmail.comhermandad@archicofradiadelcarmenybuenamuerte.com
© 2011 - Archicofradía del Carmen y Estudiantes.